Inicio » Estudios » Resonancia Magnética

RESONANCIA MAGNÉTICA

¿Qué es la Resonancia Magnética?

Es un estudio diagnóstico seguro que no causa dolor y sólo en caso de que el médico lo refiera, será necesario administrar por vía endovenosa un medio de contraste.

El resonador magnético trabaja mediante un campo magnético para obtener imágenes de alta resolución y con gran contraste de los diversos tejidos del organismo, por ejemplo, huesos, órganos y vasos sanguíneos. Las imágenes obtenidas permiten a los médicos identificar si alguno de los tejidos analizados presenta una estructura normal o una patología.

No existe el riesgo de efectos secundarios a largo plazo por la exposición a un campo magnético, por lo que no hay límite en el número de exploraciones a las que una persona pueda exponerse, sin embargo, una resonancia magnética se realizará sólo cuando el médico tratante lo solicite.

¿Cuál es el procedimiento del estudio?

El paciente se recostará sobre la camilla del equipo, la cual lo conducirá al interior del mismo, donde se generará el campo magnético.

Durante el estudio, el paciente tendrá que permanecer completamente inmóvil, sin embargo, se dispone de un dispositivo para mantener el contacto con el técnico certificado que realiza el estudio en caso de cualquier eventualidad.

Por lo general, dura de 15 a 45 minutos, pero en algunas ocasiones puede llegar a extenderse hasta 90 minutos dependiendo del tipo estudio.

¿Qué padecimientos se pueden detectar mediante un estudio por resonancia magnética?

Un estudio por resonancia magnética tiene aplicación en todas las especialidades médicas, pero destaca su extraordinaria utilidad en el sistema músculo esquelético y el sistema nervioso central y periférico.

Algunos de los padecimientos que se pueden detectar mediante una resonancia magnética son los siguientes:

  • Alteraciones en los vasos sanguíneos del cerebro y tumores en este órgano
  • Infecciones en el oído interno y senos paranasales
  • Daño cerebral, demencia y epilepsia
  • Defectos congénitos de la columna vertebral
  • Infecciones de la columna vertebral
  • Lesiones
  • Traumatismos
  • Esclerosis múltiple
  • Disco deslizado o hernia de disco
  • Estrechamiento de la columna cervical
  • Desgaste anormal de los huesos o cartílagos y artritis en la columna cervical
  • Enfermedades en los ligamentos, tendones y cartílagos
  • Ateroesclerosis
  • Anomalías en la zona de la cadera y órganos reproductivos, con la finalidad de detectar a tiempo algún tipo de cáncer.
  • Problemas para controlar o vaciar la vejiga
  • Se puede evaluar la anatomía de las vértebras y llevar el control de los tratamientos relacionados con éstas.

Síguenos en

  • facebook
  • twitter

Descarga nuestra app

  • app en iOS
  • app en Android
chat