Influenza: ¿qué es y cómo se previene?

Influenza: ¿qué es y cómo se previene?
3 Diciembre, 2018

La influenza es una infección viral que ataca las vías respiratorias: la nariz, la garganta y los pulmones. La influenza, normalmente llamada “gripe”, es distinta de los virus que causan la gastroenteritis vírica (gripe estomacal), que produce diarrea y vómitos.
En la mayoría de las personas, la influenza desaparece sola. No obstante, la influenza y sus complicaciones pueden resultar mortales. Entre las personas con mayor riesgo de presentar complicaciones de la influenza se incluyen:

  • Niños pequeños, menores de 5 años.
  • Adultos mayores de 65 años.
  • Residentes de casas de reposo y otros centros de atención médica.
  • Embarazadas y mujeres hasta las dos semanas después del parto.
  • Personas con el sistema inmunitario debilitado.
  • Personas con enfermedades crónicas, como asma, enfermedades del corazón, enfermedades renales y diabetes.
  • Personas cuyo índice de masa corporal (IMC) es igual a 40 o mayor.

Síntomas

En un principio, puede parecer un resfrío común con moqueo, estornudos y dolor de garganta. No obstante, los resfríos suelen desarrollarse lentamente, mientras que la influenza suele presentarse de forma abrupta. Y si bien un resfrío puede ser molesto, por lo general te sentirás mucho peor si tienes influenza.

  • Fiebre de más de 100,4 °F (38 °C).
  • Dolores musculares, especialmente en la espalda, los brazos y las piernas.
  • Escalofríos y sudoración.
  • Dolor de cabeza.
  • Tos persistente y seca.
  • Fatiga y debilidad.
  • Congestión nasal.
  • Dolor de garganta.

La mayoría de las personas con influenza pueden tratar la enfermedad en su hogar, a menudo sin la necesidad de consultar a un médico.
Si presentas síntomas y tienes riesgo de complicaciones, consulta a un médico de inmediato. Si tomas medicamentos antivirales durante las primeras 48 horas posteriores a la manifestación de los primeros síntomas, puedes reducir la duración de la enfermedad y ayudar a evitar problemas más graves.

Prevención

  • Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacunación anual contra la influenza para todas las personas mayores de 6 meses.
  • Lávate las manos. El lavado minucioso y frecuente de las manos es una manera eficaz de prevenir muchas infecciones comunes. O bien utiliza desinfectantes para manos con base de alcohol si el agua y el jabón no están disponibles.
  • Tapa tu boca cuando toses y estornudas. Para evitar la contaminación de tus manos, tose o estornuda en un pañuelo de papel o en el lado interior del codo.
  • Evita las multitudes. La influenza se propaga con más facilidad cuando la gente se agrupa: en guarderías, escuelas, oficinas, auditorios y el transporte público. Además, si estás enfermo, quédate en casa durante al menos 24 horas después de que te baje la fiebre para que sea menos probable que contagies a otros.

 

© 2018, Mayo Clinic. Información sobre salud y bienestar en español, usada bajo licencia por Intersistemas S.A. de C.V. Prohibida la reproducción por cualquier medio de difusión sin autorización expresa del editor. Derechos reservados.

Comments are closed.

INSCRÍBETE PARA IR HACIA UNA VIDA MÁS SANA

Sabemos que tu salud es primero, recibe contenido que te ayudará a cuidarte mejor.

Síguenos en

  • facebook
  • twitter

Síguenos en

  • facebook
  • twitter
chat